jueves, 29 de noviembre de 2012

Alexandre Saint-Yves y el misterio de Agartha


   Agartha es uno de los mitos que mas controversia ha levantado dentro del mundo del ocultismo. Encontramos diferentes puntos de vista respecto al tema, desde que es una ciudad que existe físicamente en el interior de la tierra. A una visión mas espiritual que dice que realmente estaríamos hablando de una ciudad  etérica que estaría en otra realidad fuera del alcance de nuestros sentidos. Por  ultimo tenemos el punto de vista que nos dice que esta ciudad es únicamente una alegoría que trata de señalarnos un camino espiritual.

  Vamos a centrarnos en el punto de vista de Alexandre Saint-Yves d'Alveydre. Adentrarnos en el misterioso mundo de este curioso personaje, que creía que Agarta existe real y fisicamente. Dentro de los conocimientos esotéricos encontramos diferentes tipos de personajes. Unos son gente fantasiosa que convierten sus propias y personales visiones en realidades. Otros por decirlo de una manera suave están un poco chiflados . Y por ultimo encontramos al tipo de hombre serio, meticuloso y racional que busca el conocimiento dentro de unas bases solidas dentro de la realidad objetiva. En el caso de Saint Yves estamos ante un caso de esta ultima característica.

Alexandre Saint-Yves d'Alveydre

   Saint Yves fue un hermenauta cristiano que dedico su vida al estudio autodidacta. Su desenfadada situación económica le dio la posibilidad de dedicar su vida al estudio y poder publicar sus descubrimientos.

   En su ansia de conocimientos decidió estudiar sanscrito – la lengua clásica y espiritual de la India-. Llevándole este estudio a alcanzar unos conocimientos que nunca hubiera sospechado gracias a su tutor. Haji Schorif fue el encargado de enseñarle sanscrito. Nadie conoce realmente quien es este misterioso personaje. Los seguidores de Saint Yves nos dicen que tuvo que huir de la India durante el levantamiento de los cipayos en 1857 y que acabo vendiendo pájaros en el mercado de EL Havre. De lo que no tenemos ninguna duda es de la existencia del personaje. Conservamos en la actualidad en universidad de la Sorbona manuscritos de las lecciones de Saint Yves en el que encontramos textos del puño y letra de Haji. Podemos ver en la primera lección de sanscrito una firma con un símbolo críptico en el que se autodenomina – Guru Padit de la gran escuela Agarthica -

   Este enigmático profesor fue quien transmitió los primeros conocimientos que adquirió Saint Yves sobre Agartha. Le dijo que en la escuela iniciática de Agartha se conserva el lenguaje original de la humanidad, cuyo alfabeto consta de 22 letras y que se denomina Vattan o vattariano. Este tema fue un tema que despertó un gran interés en Saint Yves y que trato en profundidad con su maestro.

   Saint Yves no tenia un acceso directo a Agartha a través de su maestro. Pero encontró otro método de acceder a la misma. Desarrollo la capacidad del viaje astral y a través del mismo es como adquirió un conocimiento directo sobre la misteriosa ciudad. Todas estas experiencias que estoy narrando las podemos encontrar de  primera emano en su obra “Misión a la india”.

   Es este un momento extraño dentro de nuestro relato. Cuando Saint Yves quiso publicar su trabajo tuvo un incidente desagradable que casi nos priva de su obra. Una vez que había salido de la imprenta su trabajo decide destruir y destruye toda la tirada. Al parecer una serie de indios le amenazaron con la muerte si veía la luz su investigación.

   Hemos de tener en cuenta Saint Yves no era un iniciado convencional con acceso a Agartha. El mismo se había auto iniciado y accedió a la ciudad “sin permiso” y sin haber realizado un juramento previo de confidencialidad de todo lo que allí viera. Estamos realmente ante un autentico espía.

   Por suerte el mismo conservo una obra al igual que el propio editor que había recibido la orden de destruir la tirada gracias a lo cual tenemos acceso a los conocimientos sobre Agartha de nuestro personaje.
  
   Entrando ya en lo que nos narra sobre la mítica ciudad. La sitúa en algún lugar de Asia bajo tierra donde millones de habitantes son gobernados por un rey de raza etíope llamado Bramatma. Este personaje a su vez es asistido por dos lugartenientes Mahatma y Mahanga.

   Bramatma traslado su reino bajo tierra cuando se inicio  el Kali Yuga. Que en este caso Saint Yves data hacia el 3200 antes de Cristo. Los habitantes de esta mítica ciudad poseerían una avanzada tecnología para iluminarse y para transportarse además gozarían de un avanzado estado espiritual.

   De vez en cuando mandarían emisarios a la superficie de la cual no solo están perfectamente informados, sino que serian poseedores de una enorme biblioteca con toda la información de su historia en caracteres vattanianos.

   La forma de gobierno de esta población subterránea seria la sinarquía. Tendrían el proyecto de que cuando el mundo en que habitamos tome esta forma de gobierno se presentarían ante nosotros para trasvasarnos todo su conocimiento tanto técnico como espiritual. De hecho Saint Yves en su libro escribe una carta abierta a la reina de Inglaterra, al emperador de Rusia, y al Papa para que empleen todo su poder para adelantar este anhelado momento.

   La descripción física de Agartha que nos hace Saint Yves es la siguiente. Encontraríamos una rampa circular en la que tendríamos a miles de iniciados y de donde no pasaran la mayoría. Poco a poco la rampa va subiendo niveles para superarlos se tienen  que ir rebasando una serie de pruebas iniciáticas. En la parte superior se encontraría una cúpula con su propia luz donde se encontraría la jerarquía superior junto al soberano de Agartha.

   Para todos aquellos que deseéis indagar en esta misteriosa y mítica ciudad os recomendaría la lectura de las obras de Jacolliot y de René Guenón que fueron los primeros junto a Saint Yves  en introducir el tema de Agartha en el imaginario occidental. 



http://www.esotericosfehu.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada