jueves, 7 de noviembre de 2013

Nicolai Notovich y la vida secreta de Jesus

  Uno de los aspectos mas misteriosos concerniente a la vida de Jesús es el espacio vacío que ocupa su existencia desde los 13 a los 30 años. ¿Qué sucedió en ese periodo?,  ¿Cómo es posible que en una etapa tan larga de la vida del que posiblemente sea el personaje mas importante de la historia permanezca en blanco?

   Existe una fascinante historia protagonizada por Nicolai Notovich. Nos narra la existencia de unos manuscritos a los que tubo acceso en el Tíbet en los que se nos descubre la vida secreta de Jesús. Una historia que sitúa a Jesús viajando hasta la India y el Tíbet. Desde revista esotérica vamos a acercarnos a Nicolai Notovich y la aventura de como llegaron a su manos dichos manuscritos. Y también vamos a reflexionar sobre la posible verosimilitud de dichos textos.


Nicolai Notovich



   Lo primero es saber quien fue Nicolai Notovich. Nuestro protagonista fue un aristócrata ruso que entre otras cosas fue oficial cosaco, espía, periodista y sobre todo para lo que nos interesa en nuestro relato
 uno de los viajeros mas sorprendentes del siglo XIX. Finalizada la guerra Turco-Rusa en la que participo (1877-78) Nicolai decidió en vez de volver a Rusia dedicarse a viajar durante una temporada. Sus andaduras le llevaron a viajar a través de los Balcanes penetrando en Asia central a través del Cáucaso y Persia, llegando finalmente a la India.

   Una vez llegado a  la India Nicolai toma como objetivo explorar el país, sus pueblos, costumbres, historia, naturaleza, etc. Visito el Punjab, Lahore, Kachemira, etc. Hasta que finalmente llego a Ladak al norte de la India. En este punto ya estaba cansado y pensaba en regresar a Rusia. Pero a su vez este se convirtió en el punto clave de su viaje y de nuestra historia. En Ladak tuvo noticias a través de los lamas de la existencia de ciertas crónicas guardadas en Lhasa relacionadas con occidente y con un santo de nombre Issa, dicho santo de origen israelí vivió una temporada entre ellos y al volver a Israel fue ejecutado. Por las características del personaje Nicolai lo relaciono inmediatamente con Jesucristo. Esta historia hace que nuestro protagonista anule su intención de marchar a Rusia
 para quedarse mas tiempo en la India e intentar encontrar y descubrir todo lo relacionado con estas crónicas. Y de ser posible acceder a los textos, por lo que emprende inmediatamente viaje a Lhasa con esta intención.

   Durante una etapa de su viaje paro en Leh capital de Ladak, en el que visita el inmenso monasterio de Himis. En este lugar un lama le informa de que en el lugar se encuentran algunos de los manuscritos relativos al santo Issa. Después de una serie de extrañas coincidencias consigue que le muestren los documentos y los transcribe para posteriormente ordenarlos. (Cualquiera que desee acceder a estos textos puede consultar la obra de Nicolai Notovich "La vida secreta de Jesús".)


Monasterio de Himis

   Estos manuscritos a los que tuvo acceso Nicolai forman parte de colecciones diversas escritas en lengua tibetana. Son copias de algunos royos pertenecientes a la biblioteca de Lhasa. Originariamente estos documentos fueron llevados a un monasterio construido en el monte Marbur, cerca de la ciudad de Lhasa hacia el año 200 d Jc. desde Nepal y de Maghada, donde fueron traducidas a lengua tibetana.

   Los escritos comienzan con un emocionante lamento por la muerte Issa y la consternación que supuso para aquellos a los que les llego la noticia en la india.

"La tierra se ha estremecido y los cielos han llorado, a causa del gran crimen que acaba de cometerse en el país de Israel.

Porque allí se ha torturado y ejecutado al gran justo Issa en quien residía el alma del universo.

Cuya alma se había encarnado en un simple mortal, a fin de favorecer a los hombres y exterminar los malos designios.

Y con el fin de reconducir a la vida de la paz, del amor y del bien, el hombre degradado por los pecados; y para recordarle el único e indivisible Creador, cuya misericordia es infinita y sin limites."

 
   La historia que encierran los royos tibetanos descubiertos por Notovich nos narran  las peripecias del pueblo de Israel. Su liberación y huida de Egipto guiados por un Moisés diferente al que nos ha llegado a través del antiguo testamento. Moisés (Mossa en los textos tibetanos) es un príncipe hijo del faraón, instruido por doctos israelitas, conociendo los sufrimientos del pueblo judío medio para que fueran liberados,  y se puso a su frente a la búsqueda de la tierra prometida. El origen de Moisés parece tener mas sentido que la historia que nos ha llegado a través del antiguo testamento. Hemos de pensar que si en el antiguo Egipto se hubiera encontrado un niño nunca se le habría criado y colocado a la altura de los hijos del faraón. Sobre todo si tenemos en cuenta el gran espíritu de casta existente entonces en Egipto. La historia continua con los altibajos posteriores del pueblo de Israel hasta la aparición y muerte del santo Issa.

   El viaje realizado por Jesucristo se inicia al cumplir  los catorce años, edad en la que se casan los judíos. En este momento vital fundamental para todo joven es cuando Jesús se suma a una caravana y marcha desde Israel a la India atravesando la ruta de la seda.

   A su llegada a la india, Jesús empieza a frecuentar los templos Jainas. Secta que todavía existe en la actualidad los conocidos como los Jainitas. Vendrían a ser un enlace entre el budismo y el brahmanismo, este grupo predica la destrucción de todas las otras creencias que consideran plagadas de falsedades. Conscientes de la grandeza espiritual de Jesús Le pidieron que permaneciera con ellos pero Jesús les dejo y continuo su viaje y se restableció en Djaggernat, donde se consagro al estudio de tratados de religión, filosofía, etc. Djaggernat era una de las principales ciudades sagradas de los brahmanes y en el tiempo de Jesús tenia una gran importancia religiosa. Jesús vivió aquí seis años estudiando la lengua del país y el sanscrito, lo que le permitió profundizar en diversas doctrinas religiosas, filosóficas, medicas y matemáticas. En esta época choco con los brahmanes por sus diferencias respecto a las castas y la sobrevaloración de los ritos. A causa del aumento de la popularidad de Jesús los brahmanes decidieron finalmente acabar con el. Puesto sobre aviso por sus seguidores Jesús decide marchar a Nepal para continuar con sus estudios.

   En aquellos tiempos el budismo ya se había afincado firmemente en Nepal con sus principio morales e ideas sobre la divinidad, ideas que unían al hombre con la naturaleza y entre ellos. Aquí residió durante unos años Jesús en contacto sumergiéndose en sus creencias y entre sus habitantes.

 

   Es importante resaltar un aspecto del budismo estrechamente ligado a la vida de Jesucristo. Según estas creencias, el Creador permanece en estado de quietud perfecta del que solo sale en épocas determinadas para emanar budas terrestres. Es parte espíritu del soberano creador el que se encarna en un Buda que residirá un tiempo en la tierra. Durante este periodo enseña a una serie de discípulo (bodisatvas, maestros), cuya misión será predicar la palabra divina.

   A los 26 años decide regresar a Israel, durante su regreso predico a lo largo del camino contra la idolatría, los sacrificios humanos e instando amar al Dios único.

   Ya de vuelta a Israel nos encontramos una historia similar a la que nos ha llegado a través de los evangelios canónicos pero con matices.

   A grandes rasgos no cambia la personalidad de Jesús ni su mensaje, lo que principalmente varia es quien era realmente Jesús. En el caso de los papeles de Nicolai Jesucristo fue bendecido y elegido por dios, elegido por el gran brama para encarnar su espíritu, era una emanación divina, un avatar, una encarnación del buda venido al mundo para difundir sus mensajes y sus enseñanzas a Israel y al mundo occidental por transmisión de sus discípulos.

   A diferencia de lo que nos ha llegado por los evangelios canónicos  el pueblo de Israel se vuelca totalmente en Jesús como libertador descendiente del rey David. Es Pilatos el que decide eliminarle y no como nos ha llegado por unas elites judías temerosas de su influencia. Podemos ver una visión mas política que espiritual del pueblo de Israel respecto a la figura de Jesús. Es posteriormente gracias a la labor de sus discípulos que la verdadera esencia del mensaje  y las enseñanzas de Cristo se difunden.

   Desde el punto de vista actual puede parecernos increíble que Jesús viajara a la India. Esta concepción es debida principalmente a la idea de sociedades inmóviles y estancas que tenemos de la antigüedad. La realidad es muy diferente, las rutas comerciales además de mercancía llevaban y traían descripciones y noticias de lugares remotos. La ruta de la seda era una línea de comunicación tremendamente activa que servía de conexión entre mundos diferentes. Por lo que no debe extrañarnos que Jesús en un momento dado sintiera la necesidad y el impulso de viajar a Oriente, al ser esta una región de una riqueza espiritual única, en la que Jesús podía desarrollarse espiritualmente de una manera mas adecuada que en la Israel ocupada por Roma.

   Una vez llegados a este punto es importante que sepamos que existen otras fuentes que podemos consultar sobre el paso y formación de Jesús por la India, a continuación os enumero las mas conocidas y fáciles de encontrar:

 
- Swami Abhedananda estuvo en el monasterio de Hemis y tuvo la oportunidad al igual que Nicolai de ver los manuscritos. Podemos acceder a sus experiencias en el libro "Viaje de Swami Abhedananda a Kachemira y Tíbet".


-Paramahansa Yogananda "la segunda venida de cristo", "el yoga de Jesús".

-Por ultimo os recomendaría la lectura de el "Evangelio de acuario de Jesús el Cristo" de Levi E Dowling. esta es una obra publicada en 1908. Tras 40 años de meditación Dowling empezó a acceder a  la vida de Jesús a través de los registros akásicos y que finalmente plasmo en su libro.





http://www.esotericosfehu.com



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada