lunes, 27 de octubre de 2014

John Dee


  En el s XVI estamos en un periodo de preeminencia en la Europa occidental  de la cristiandad  mas ortodoxa  y a su vez de una ciencia cada vez mas empírica en que se estaba produciendo  una retirada a marchas forzadas del idealismo y de  los mundos espirituales. En este periodo los que tenían ansias de experiencias espirituales acudían  a practicas esotéricas de carácter ocultista, así como a  extraños personajes que se decían poseedores de saberes que los hacían intermediarios entre el mundo físico y los mundos espirituales. Fue en esta época en la que hizo aparición John Dee.



  John Dee nació en el seno de una familia galesa que vivía en Londres. Asistió al Chelmsford Catholic School 1535 y posteriormente al St. John's College, Cambridge 1542 a1546. Siendo sus grandes habilidades en multitud de campos reconocida con el  nombramiento de socio fundador del Trinity College. Desde finales de la década de los 40 y principios de la de los 50 viajo por Europa estudiando en Lovaina, Bruselas y París, donde dio clases de griego y se hizo amigo de Tycho Brahe (astrologo danés de gran influencia en su época). A finales de la década de 1570  formo un circulo llamado Dionisii Areopagites, junto con sir Philip Sidney (figura muy destacada en la época Isabelina , poeta cortesano y militar) y Edmund Spencer, cuyo poema “la reina de las hadas” esta repleto, como es bien sabido,  de imágenes rosacruces y esotéricas. Estamos sin lugar a dudas ante uno de los sabios mas importantes de su tiempo, con multitud de contactos en las mas altas esferas intelectuales y  amplísimos conocimientos en matemáticas astronomía navegación y por supuesto alquimia, adivinación y filosofía hermética. Para hacernos una idea de las aportaciones de este enigmático personaje él fue el creador paralelo 0 de Greenwich.

  Llego a tal punto su prestigio que siendo aun princesa  Isabel I le pidió a Jonh Dee que le señalara la fecha astrológica mas adecuada para su coronación. Su influencia fue mas allá  llegando a tener un gran peso  en la política exterior siendo el gran impulsor de la idea y creación del Imperio, así como en la colonización de Americana, incluso llegó a poseer una cedula que le hacia poseedor de los territorios del Canadá.

  Siendo importantes los descubrimientos y actividades de John Dee en las mas altas instancias de su país no son sin embargo estas las que han dado la popularidad que tiene entre amplias campas de la sociedad tanto en Gran Bretaña como en el resto del mundo. Estamos ante una figura arquetípica de mago hechicero con poderes y conexiones con el mas allá. Su figura con larga barba y sombreo es la imagen que nos viene a la cabeza cuando hablamos de un brujo o un alquimista.  En los párrafos siguientes vamos a ir sumergirnos en esta misteriosa faceta de John Dee.

  Hemos de tener en cuenta que el siglo XVI todavía no estaba definida la separación entre la ciencia y las practicas esotéricas, estamos en el periodo de máxima expansión de la alquimia en Europa y la proliferación de diferentes practicas  ocultistas. En estos tiempos no había una diferencia clara entre matemáticas, astrología, alquimia,  adivinación… Venían a ser  todas facetas de una misma búsqueda.

  John Dee sentía un impulso y un gran deseo de experimentar directamente los mundos espirituales, además  de indagar y comprender las influencias de los  estos  en la realidad física cotidiana.

  Fue a raíz de conocer a Edward Kelly el momento en que John Dee se inclino de una manera mas clara en la búsqueda de los conocimientos ocultos. Con este oscuro personaje se inicio en la practica de la comunicación con diferentes entidades a los que él mismo identificaba como ángeles a través de la bola de cristal. Con este medio quería llegar allí donde no alcanzaba con los estudios convencionales y los libros. A través de esta comunicación llego a aprender el idioma universal de la creación. Este enigmático lenguaje era el enoquiano, lengua  anterior a Babel que les fue relevado por estas misteriosas entidades a John Dee y a Edward Kelley. Estaríamos no tanto ante un lenguaje histórico como ante  una lengua primigenia de carácter espiritual, con la que nuestro personaje tuvo la oportunidad de comunicarse con seres de otros  planos de existencia. Para entablar comunicación  con dichas entidades únicamente  le bastaba con fijar su mente en la bola de cristal. Lo que no sabemos es cual fue el proceso y que técnicas siguió para llegar a conectar de forma tan sencilla con dichas entidades.

John Dee y Edward Kelley durante una invocación


  Uno de los periodos mas interesantes en la vida de John Dee para todos los interesados en su vida es el que tuvo lugar durante su estancia en Praga y sus relaciones con el emperador Rodolfo II. Dicho emperador tenia un gran interés en todo lo que estuviera relacionado con el esoterismos y el ocultismo. Por lo que enseguida  John Dee despertó su interés, este no tardo en deslumbrarle con sus capacidades de entrar en contacto a través del la bola de cristal con diferentes entidades espirituales.

  El Doctor Dee llego a  contarle a Rodolfo II su visión evangélica en la que si se introducían sus técnicas ocultistas en el ceremonial de todas las iglesias cristianas se podrían disfrutar de apariciones prácticamente todos los días de la semana. De esta manera la iglesia volvería al fervor espiritual de los primeros tiempos.

  Vemos en cada acto y razonamiento de John Dee su deseo de provocar experiencias espirituales de forma controlada y metodológica. Descubrimos aquí el ansia de transcendencia que poseía, pero también una mentalidad y sistema científico que nos muestra claramente una mente deseosa de conocimientos firmes en un campo del saber tan difuso como el espiritual.

  John Dee llego a proponerle al emperador un método a través del cual podría llegar a establecer contacto y comunicación con los mundos espirituales. Le dijo que si ayunaba durante un determinado periodo de tiempo, realizaba ciertos ejercicios de respiración un numero determinado de veces, llevaba a cabo ciertas practicas sexuales y en un momento asignado por la astrología pronunciaba una determinada formula podría llegar a alcanzar otros estados de conciencia y comunicar con seres de otras dimensiones.

  Si analizamos detenidamente los métodos propuestos podemos ver claramente técnicas utilizadas con fines transcendentes desde la mas remota antigüedad. Como bien sabemos los ayunos son utilizados desde hace milenios por buscadores espirituales de todas las culturas. Al  igual que las practicas para dirigir la energía sexual, (tantra, yoga rojo). Las técnicas de respiración  muy extendidas incluso hoy en día gracias a investigadores de la conciencia como Stanislaff Groff. Así como las técnicas astrológicas practicadas que sepamos desde tiempos de Sumeria y el antiguo Egipto. Todos estos métodos  nos hablan bien a las claras de los profundos conocimientos de John Dee en diferentes técnicas para lograr estados alterados de conciencia con los que interactuar y poder comunicar con los mundos espirituales.

  John Dee estaría al tanto de las leyes que gobiernan la evolución de la conciencia al igual que ciertas ordenes secretas como los Rosacruz. Y tendría a su vez la capacidad de influir e impulsar esa evolución. Su influjo es indudable en el devenir de la historia, somos conscientes de su importancia en la sociedad actual principalmente en aspectos científicos y politicos. Lo que no podemos medir de una forma tan clara son las influencias de sus trabajos espirituales en las sociedad actual. Lo que es seguro es la aportación de su propia figura como icono del sabio ocultista que a pasado a formar parte del imaginario colectivo.


http://www.esotericosfehu.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada