domingo, 26 de julio de 2015

Mitologia y simbolismo de los dragones


Los dragones son uno de los ejemplos mas claros de elemento yang que podemos encontrar. Representan la acción, lo masculino, lo activo, la lucha sin cuartel.




Animal de pesadilla para los cristianos que ven en el la encarnación de lo maligno, recodemos sin ir mas lejos el dragón de San Jorge. Es sin embargo para la mayoría de las culturas un animal protector de bienes, defensor contra los enemigos, guardián de ciudades y tesoros etc. Esta visión peyorativa que podemos observar en la cristiandad probablemente tenga su origen en una reacción contra sus raíces paganas y del gran apego a tan fantástico animal que tienen otras religiones y culturas que podrían ser consideradas como rivales.

Por todos es conocido el amor de los chinos por los dragones desde sus mismos orígenes históricos como animal de buen augurio emblema de fuerza y también de sabiduría prosperidad y perfección. Sin olvidar la multitud de representaciones que podemos encontrar en la antigua china de la lucha de dragones contra otros animales mitológicos en los que podemos vislumbrar unos profundos significados esotéricos.


Pero nos solo en china descubrimos dragones ya a las puertas de la antigua Babilonia encontramos esculpidas las figuras de unos dragones que eran los encargados de proteger la ciudad, los podemos encontrar así mismo en el mundo helénico, en los estandartes de las legiones romanas, las proas vikingas, en el áfrica negra, nueva Zelanda, indonesia,  Borneo, Japón, corea, sin olvidarnos por supuesto del Mesoamérica y Quetzalcóatl y un largo etc.…

Como podemos ver los dragones tienen un carácter universal en los que hemos de buscar sus raíces en lo mas profundo de nuestra propia psique así como en nuestra mas lejana y profunda mitología. Por lo general los dragones son temidos por su fuerza y fiereza pero al mismo tiempo nos han protegido de todo tipo de males, convirtiéndose al mismo tiempo en símbolo de decisión y fuerza a la hora de alcanzar nuestros objetivos ya sean de naturaleza material como espiritual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada