jueves, 23 de julio de 2015

Propiedades y origen del ojo de Horus


  El ojo de Horus es uno de los amuletos mas conocidos y extendidos del antiguo Egipto, siendo entonces utilizado ampliamente por gran parte de la población. Este talismán no solo favorece la prosperidad y la salud sino que nos protege contra el mal y la traición, así como contra maldiciones y  conjuros.



  Para encontrar los orígenes de este mítico amuleto hemos de retrotraernos a una de las leyendas fundamentales de la mitología del antiguo Egipto. Estoy hablando de la lucha entre Horus y  Seth por el trono de Egipto. Seth mato a su hermano Osiris legitimo portador de la corona de Egipto apropiándose del trono. Horus hijo de Isis y Osiris decide vengar a su padre y recuperar la el puesto que legítimamente le pertenecía. En uno de sus enfrentamientos Seth le arranca y destroza un ojo. Acudiendo en ayuda de Horus, Toth dios de la ciencia y la magia que además de curarle el ojo se lo devolvió con una serie de características mágicas que son las que dan origen al mito del ojo de Horus que ha perdurado hasta nuestros días.

  Hemos de decir que el ojo de Horus no es el único ojo de carácter protector. Recordemos el famoso ojo turco uno de los amuletos mas extendidos y utilizado para protegerse de maldiciones y malos deseos. También tenemos el ojo de Shiva en este caso nos hace ver lo que no se nos presenta de manera evidente. O ya en el mundo cristiano el ojo de Santa Lucia que al igual que el ojo de Horus protege de las malas intenciones ajenas y atrae la prosperidad y la suerte. Hemos de destacar eso si que el mas poderoso de entre todos ellos, a todos los niveles, es sin lugar a dudas es el ojo de Horus.

  Dice el “Libro de los Muertos”  (Los textos mas sagrados del todo antiguo Egipto) en su capítulo 112 lo siguiente:

«El Ojo de Horus es tu protección, Osiris, Señor de los Occidentales, constituye una salvaguarda para ti: rechaza a todos tus enemigos, todos tus enemigos son apartados de ti.»


http://www.esotericosfehu.com/productos_78_colgantes-egipcios.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada